Qué bonita es la inocencia y pureza de un niño! Por eso me gusta capturar para siempre la esencia de cada uno mostrándolos tal y como son, sin sonrisas demasiado forzadas. Planifico cada una de mis sesiones con mucho mimo e ilusión, teniendo siempre en cuenta el vestuario, el atrezzo y la localización. El vestuario es muy importante ya que influye en un 50% en el resultado final de la fotografía por eso es importante que tengamos en cuenta el tipo de ropa y color con unos días de antelación a la sesión.

Después de eso viene la magia de la edición, un proceso que me apasiona. Aquí podemos crear colores y mundos de fantasía.

PACK BÁSICO DESDE 60 EUROS. PREGÚNTAME!